Feria de Basilea de relojería y joyería de lujo

Publicado por
Feria de Basilea de relojería y joyería de lujo
Abr
02
2014

Cualquier apasionado de la joyería y relojería espera con ansia en el calendario la llegada de Baselworld o lo que es lo mismo, la feria de Basilea de relojes y joyería, una cita ineludible para profesionales del sector donde calibrar la dirección de las últimas tendencias. Durante las últimas temporadas hemos notado que estas están muy influidas por la demanda del mercado no europeo, sobre todo ruso, japonés y chino.

Cómo no, hemos acudido a esta feria porque además de constituir una oportunidad especial de conocer el estado del sector del lujo, a la vez permite ver bajo el mismo techo a las mejores marcas de relojería y joyería mostrando su artesanía en casi mil quinientos expositores.

De la visita podemos decir con seguridad, que quién crea que una feria de relojería y joyería no tiene nada que ver con el devenir de la sociedad,se equivoca ya que se trata de un pulsómetro del estilo de vida. Además, se respiraba un ambiente optimista y con ganas de afrontar los retos del futuro, ya que de forma tradicional la joyería y relojería de este nivel siempre han estado bien posicionados.

Por una parte, tenemos que confesar que siempre impresiona entrar en el hall y ver la cantidad de marcas de alta gama que han establecido sus flagship stores. Allí exponen sus productos estrella y los clientes ven de primera mano qué tendencias van a verse durante el año y qué deben llevar a sus tiendas como minoristas.

Particularmente nos ha llamado mucho la atención cómo se ha asentado de forma espectacular en muchas marcas la moda de incluir diamantes fancy en todo tipo de joyas, no solo en sortijas, sino también en pendientes, collares y pulseras, con mucho contraste de color.

Esto tiene que ver con las apetencias y tendencias del mercado de fuera de Europa, que busca más las joyas ostentosas y de gran tamaño. En esa misma línea, hemos podido ver en la feria cómo el oro es una tendencia fuerte en las pulseras y cómo las sortijas se plagan de piedras.

Por otra parte y como curiosidad, se ha podido ver en la feria el reloj más caro del mundo, que responde al 100% a esta tendencia. Cuajado de 110 quilates de diamantes de colores y distintas tallas, cuesta cuarenta millones de euros y se ha mostrado en el stand de Graff. Lleva como nombre 'Alucinación' y estará pronto a la venta.

Además y sin abandonar el mundo de los relojes, las marcas de alta relojería cada vez apuestan más por manufacturas como medida para asegurarse, en un futuro no muy lejano,  su independencia en la fabricación de todas y cada una de las piezas que componen los relojes. Esto está llevando a una bipolarización del mercado de manera que en el medio plazo crecerá el sector de productos de más de 5.000€ y el de menos de 1.000€. Un ejemplo muy claro lo podemos ver en dos de las marcas con las cuales trabajamos; Breitling y Tag Heuer,  el primero lleva más de 5 años desarrollando sus propios mecanismos y en el caso de Tag heuer se acaban de inciar en esta carrera que claramente les llevará a posicionarse en el mercado del lujo.