Historia
Lo sentimos. Esta información no está disponible en móviles.
  • La historia de la joyería Rafael Torres se resume en una palabra: Pasión. Eso fue lo que llevó a D. Rafael Torres Babí a hacerse cargo de la primera joyería Rafael Torres en 1896, situada en  la antigua calle Zaragoza, hoy Plaza de la Reina.

    1896

  • Allí se crearon las más hermosas piezas de joyería hasta que en 1939, se realiza el traslado de la joyería a su ubicación definitiva, en la calle de la Paz.

    1939

  • En 1941 se amplia el negocio con la apertura del local en el entresuelo. El fundador fallece en 1945 y, cinco años después, se incorpora su nieta mayor Mª José Torres de Goytia.

    1941

  • En 1952 tras una brillantísima  trayectoria joyera fallece D. Rafael Torres Albalate. Su viuda Dª Mª Josefa de Goytia Schuck se hace cargo de la dirección del negocio con el apoyo de dos de sus hijas: Mª José y Mª Amparo.

    1952

  • Gracias a su excelente labor la joyería continua con el mismo prestigio logrado con anterioridad y en 1958 se incorpora en el equipo el hijo varón D. Rafael Torres de Goytia que a la sazón contaba con 20 años. Con él la tienda se consolida en el sector de la alta joyería y es el primero en la ciudad que decide comprar los diamantes directamente en Amberes, en una apuesta decidida y arriesgada pero exitosa, mediante la que se consiguió controlar la calidad del producto y se apostó por la innovación del mismo. Esto hizo de la joyería un establecimiento referente en el diamante en la ciudad de Valencia.

    1958

  • La tienda evoluciona hasta llegar a los años noventa que es cuando se incorporan los miembros de la cuarta generación Torres: Alicia, Rafael y Javier. Es, en su propio taller donde diseñan y crean las más hermosas colecciones y joyas por encargo, realizadas a medida del gusto más exquisito, con calidad y los diamantes mejor escogidos. Con ellos la tradición se combina con modernidad, manteniendo la esencia pero siempre en constante evolución y con la misma pasión con la que su bisabuelo la abrió más de un siglo antes.

    2014